Las dietas detox son dietas depurativas a base de líquidos, principalmente zumos o batidos, que pretenden que el cuerpo vuelva a su peso ideal tras los excesos. La gran parte de las dietas detox se acompañan de la ingesta de productos específicos, batidos y zumos a base de frutas y verduras, que protemen una considerable pérdida de peso en poco tiempo. Son una variante de las dietas milagro que tanto desaconsejan los dietistas nutricionsitas; ponen en peligro la salud, ya que, entre otras características, restringen al toma de grupos de alimentos.

Pegarse un atracón y estar tranquilos porque luego podemos acabar con los kilos demás y “resetear” el organismo pasando una semana a base de zumos o batidos, no es una buena opción para la salud. Los milagros no existen.

Riesgos de las dietas detox

  • El carácter estricto de las dietas detox puede provocar carencias en el organismo aumentando el riesgo de enfermedades, incrementando el deseo de comer, la angustia y la ansiedad, haciendo que la persona se sienta más cansada. Las dietas detox pueden comprometer el bienestar y la salud.
  • Al ser muy ricas en líquidos, sino está bien planficada y controlada por un dietista nutricionista puede provocar un desequilibrio en los electrolitos, como el sodio, lo cual se convierte en un auténtico peligro para el cuerpo ya que puede conducir a una hiponatremia.
  • Cuanto más restrictiva es una dieta más probabilidades hay de que se produzca el tan temido efecto rebote. Por tanto, las dietas detox, no son efectivas para acabar con los kilos demás de una forma saludable. Una semana a base de zumos no permite deshacerse de forma efectiva de la grasa y kilos ganados, sino que hará perder peso porque el cuerpo se desinchará pero tras haber culminado la dieta y retomar la alimentación habitual el perso se recuperará fácilmente o incuso más, ya que el cortisol que habrá circulando por el cuerpo puede alterar la conducta alimentaria e incentivarnos a comer más y más así como propiciar otros factores para el aumento de peso.
  • Prometen depurar y desintoxicar el organismo,  algo para lo cual ya tenemos el hígado y los riñones.

La mejor forma de perder peso y ayduar al organismo a estar bien es modificando los hábitos alimentícios, cambiando nuestra conducta. Los dietistas nutricionistas de Centro Médico Sanugal, en Ourense, enseñan a sus pacientes  a convivir con todos los grupos de alimentos de manera de no correr riesgo de carencias nutricionales por su eliminación y garantizar al cuerpo suficientes calorías para adelgazar o mantener el peso en el tiempo pero de calidad para proteger la salud ante todo.

Las dietas detox no recomiendan la práctica de ejercicio, no protegen las condiciones y necesidades particulares de cada persona porque no son personalizadas sino que se difunden en revistas, paginas webs u otros medios como alternativas universales y aptas para todos, por lo tanto, no son buenas opciones para modificar nuestro estilo de vida ni reeducar hábitos.