Cuando llega la hora de desayunar, comer, merendar o cenar, nos suele apetecer algo sabroso, fácil de preparar, que sea saludable y que, además, nos resulte agradable a la vista. Un plato vistoso, bien presentado, con colores, invita a ser degustado con mayor agrado. De ahí la conocida frase “comemos por los ojos”. Los dietistas nutricionistas de Centro Médico Sanugal, en Ourense, apuestan, y recomiendan a sus pacientes los Buddha Bowls, una tendencia gastronómica que cumple todos los requisitos mencionados, y que, además, permiten infinidad de opciones, lo que hace que no nos aburramos.

En el libro ‘La dieta de Buda’, escrito en 2016 por Tara Cotrell y Dan Zigmond, se explica cómo nació esta idea de comer en bowls. “Buda recorría las calles con un tazón en las manos y lo llenaba con la comida que las personas le donaban. Como en ese tiempo no existían alimentos procesados, es muy probable que fueran preparaciones sencillas, como arroz o guisos”, se refiere en el libro.

Buddha Bowls: platos sabrosos, sencillos, equilibrados, nutritivos y bien presentados

El objetivo de esta tendencia es preparar platos nutritivos, equilibrados, que incluyan proteínas, vegetales, frutas y brotes verdes crujientes. Se trata de una combinación sana, balanceada,  con gran cantidad de nutrientes. Una alternativa nutricional perfecta para el desayuno, la comida, la merienda y la cena, dadas las infinitas combinaciones posibles. Hay tantas opciones como alimentos, por eso puedes hacerlos totalmente personalizados.

Todos los alimentos que se usen deben aportar color, textura y vitaminas combinado:

 

  • Verduras y hortalizas cocidas o crudas: brócoli, coliflor, pepino, calabacín, calabaza, zanahorias, rabanitos, tomate, batatas…
  • Hojas verdes: espinacas, acelgas, hojas de lechugas variadas, brotes tiernos;
  • Cereales : arroz integral, quinoa, trigo, cebada, maíz;

    Dietistas Nutricionistas

    Buddha Bowls para el desayuno o la merienda

  • Proteínas: queso, huevos, legumbres, garbanzos, lentejas, etc.

Otra de las características imprescindibles de los Buddha Bowls es su presentación. Cuando mezclas varios ingredientes en un mismo recipiente y los dispones con gracia, los estímulos sensoriales se multiplican y la comida nos parece mucho más atractiva. Un colocación atractiva siempre invita a comer y si, por encima, sabemos que lo que vamos a ingerir está repleto de proteínas, hidratos y grasas saludables, hará que te enganches a este hábito.

Es importante que estos platos estén supervisados por un dietista nutricionista en casos de enfermedad o cuando el objetivo sea adelgazar, engordar, mejorar el rendimiento deportivo, incluso cuando sea para llevar una dieta sana y equilibrada.