Seguro que alguna vez, sobre todo cuando eras niño, habrás escuchado eso de “deja la herida al sol para que se cure”, y es que el mundo de las heridas y las cicatrices está lleno de mitos. El verano y las cicatrices son como el agua y el aceite, enemigos declarados. La exposición solar puede alterar el curso normal de una cicatrización y afear el aspecto de la marca, obligando a recurrir a otros tratamientos más agresivos para mejorar su apariencia.

Tras una operación, los cuidados de la cicatriz resultante deben extremarse, lo que implica evitar, en la medida de lo posible, las exposiciones al sol de la zona afectada y en caso de no poder evitarlo deberá hacerse con moderación, hidratando la zona con geles, usando un fotoprotector solar alto, nivel 50, renovando la aplicación cada hora, y tapar la zona con parches especiales. Los rayos infrarrojos favorecen la deshidratación de la piel y los rayos ultravioletas hace que se pigmente la cicatriz. En casos graves, incluso se recomienda el uso de vendajes humedecidos para evitar la deshidratación.

Aunque todo depende del tiempo que tenga la cicatriz, del  tipo de cicatriz y de la piel del paciente, otro de los aspectos a tener en cuenta para el cuidado adecuado de las cicatrices durante el verano es la duración de los baños en el mar o en la piscina. No se recomiendan baños prolongados y siempre, al salir del agua, debe secarse bien la cicatriz y aplicarle inmediatamente la crema de protección solar y cubrirla, sobre todo si esta tiene menos de dos meses

No hay una regla exacta sobre el tiempo en el que debe evitarse la exposición solar de la cicatriz o en su defecto extremar su cuidado ante exposiciones solares, ya que depende del tipo de piel, del tipo de intervención quirúrgica… Por lo general se suele recomendar evitar la exposición solar de la zona hasta pasar uno o dos años de la operación, aunque en algunos casos, esta recomendación puede reducirse a los dos meses. Lo más conveniente es acudir a un dermatólogo para que indique los cuidados más adecuados y resuelva todas las dudas que el paciente puede tener al respecto.