El cuerpo es un todo, una cadena que comienza por los pies, donde cualquier alteración puede desencadenar patologías en la rodilla, la cadera o la espalda. Además, los pies pueden ser indicadores de la existencias de enfermedades crónicas como la diabetes. Así, por ejemplo, las personas diabéticas presentan un mayor riesgo de sufrir grietas por descamación en los pies; o la aparición de callos en los dedos puede ser indicativo de la existencia de enfermedades reumáticas. Por todo ello, el cuidado de los pies debe formar parte de los buenos hábitos de salud diarios; una recomendación, ésta, que nuestra podóloga, Ana López, realiza a todos los pacientes de Centro Médico Sanugal, en Ourense.

En invierno escondemos los pies en capas de ropa y es relativamente normal tener sensación de frío en los pies; sin embargo, es importante prestar atención a esta circunstancia, ya que si se mantiene puede ser indicativo de la existencia de enfermedades, en la mayoría de los casos asociados con la anemia.

Decálogo del podólogo para un correcto cuidado de los pies en invierno:

  • Utiliza calzado que no apriete para no dificultar la circulación;
  • Evita el calor de fuentes directas como una estufa o bolsas de agua caliente;
  • Mantén los pies secos, evita cualquier tipo de humedad;
  • Mueve las piernas con frecuencia para estimular la circulación;
  • Cuida tu alimentación. La canela, la cayena o la pimienta, y las vitaminas E, K y C pueden hacer que fluya más sangre a los pies, al aumentar la frecuencia cardíaca. Evita los lácteos, ya que aumentan la sensación de frío, y la cafeína, porque comprime los vasos sanguíneos.
  • Bebe agua regularmente porque la deshidratación puede enfriar los pies;
  • Realiza baños de contraste con agua fría y caliente;
  • Evita fumar, la nicotina dificulta la circulación;
  • Aplica alguna crema indicada siempre por un podólogo, con el fin de mantener los pies calientes e hidratados.
  • Antes de realizar deporte, acude a tu clínica de podología para realizarte un estudio biomecánico de la pisada. Este estudio te ayudará a evitar lesiones.

Los pies necesitan cuidados específicos, en muchos casos diferentes para cada persona. Para conocer los cuidados que tus pies necesitan, acude al menos una vez al año a revisión con tu podólogo. Mima tus pies, estarás mimando tu salud.