Dieta sana: variada y equilibrada

Seguir una dieta sana y equilibrada, en la que todos los grupos de alimentos tengan presencia, no tiene que ser ni aburrida ni monótona. Para ello, el equipo de dietistas y nutricionistas de Centro Médico Sanugal, en Ourense,  elabora dietas personalizadas para cada uno de sus pacientes las cuales cambia por completo cada semana.

En este artículo os animamos a probar un plato que seguro que a muchos os sorprenderá pero que es ideal para cenar y que puede acompañarse con una ensalada mixta. La pizza, si le añadimos los ingredientes adecuados y en las cantidades recomendadas para cada persona, puede ser un plato que forme parte de una dieta sana y equilibrada.

Pizza de salmón y calabacín

Ingredientes 

  • Tomate
  • Queso Morzzarella
  • Cebolla
  • Masa de pizza refrigerada
  • Lonchas de salmón ahumado
  • Tomate cherry
  • Calabacín
  • Aceite de oliva
  • Albahaca
  • Azúcar

Preparación

Se pelan los tomates y la cebolla y se pica todo. La cebolla es necesario sofreírla durante al menos 8 minutos en la mínima cantidad de aceite posible. Se añaden los tomates y una pizca de azúcar y se rehoga todo durante 15 minutos. Se salpimienta (siempre y cuando la dieta lo permita) y se pasa la salsa por el chino para que queda más fina y se deja templar.

Se precalienta el horno a 180 grados. Se extiende la masa de la pizza y se le da forma ovalada con un rodillo. Se forra la placa del horno con papel sulfurizado y se dispone en ella la masa y se añade la salsa preparada previamente.

Por otra parte, se de pela el calabacín y se lava junto con los tomates cherry. El calabacín se trocea en rodajas finitas y se pasa en la plancha durante un minuto por cada lado; una vez listo se disponen sobre la pizza y se añaden los tomates cortados por la mitad y también se añade la mozzarela troceada.Se introduce en el horno donde se dejará hornear durante 20 – 25 minutos. Una vez lista se añade el salmón ahumado cortado en tiras y la albahaca. Entonces la pizza estará lista para servir y degustar.

Recuerda que esta receta es genérica y que la cantidad de cada ingrediente que debe añadirse debe ser determinada por un dietista-nutricionista para que la dieta sea efectiva y adecuada para nuestra salud. Aunque sea una frase que se repite constantemente, no por ello deja de ser cierta y es que nunca puede haber dos dietas iguales porque cada persona tiene unas necesidades nutricionales determinadas.